Cómo hacer tu labial matte… fácil y barato con maizena

La moda y el maquillaje se transforman con el paso del tiempo, las tendencias van y vienen pero resulta complicado seguirle el paso, pues no se trata de botar a la basura todos tus cosméticos o desbalancear tu presupuesto cada vez que aparezca algún producto nuevo. Lo ideal es aprender cómo usar lo que ya tienes para alcanzar un look moderno y actual.

Los labial mate son el último grito de la moda: son elegantes, tienen una textura preciosa, duran muchísimo y son ideales para cualquier ocasión. Pero si ya tienes una colección de labiales bastante extensa y no quieres perderlos, puedes aprender cómo darles ese acabado con ingredientes que tienes en casa. Te enseñaremos cómo hacer un labial mate con maizena.

Prepara tus labios

El primer paso antes de usar un labial mate es exfoliar y humectar profundamente tus labios. Sin importar si usas nuestra receta para labial mate con maizena o si compraste uno nuevo, si tienes los labios resecos y pelados, la textura del labial resaltará y empeorará esta condición. Exfolia los labios frotando con un poquito de azúcar en tu cepillo dental. Hazlo con mucha suavida y enjuaga.

Para humectar tus labios utiliza un poco de vaselina, crema humectante sin olor o manteca de cacao. La vaselina es la que mejor resultados da, pues la mayoría de los brillos o barras labiales no humectan, sino que pueden agravar la resequedad. Nunca lamas tus labios (la saliva reseca) o arranques la piel con los dedos, puedes causarte heridas. Recuerda que si tus labios están demasiado secos puede ser porque te hace falta tomar más agua, lo que también hará maravillas por tu cabello y piel.

Labial mate con maizena

Para hacer tu labial mate sólo necesitarás el lápiz labial del color de tu preferencia, lapiz delineador de labios que combine, un poquito de maizena (o fécula de maíz, que es lo mismo) y un pincel de sombras completamente limpio. Si no tienes maizena en casa, puedes usar polvos sueltos traslúcidos, nunca de color porque cambiarían el color de tu labial.

Una vez que tus labios estén suaves y relucientes, delinea tus labios con un lápiz del color de tu elección. Esto permitirá demarcar cuidadosamente el área a pintar, hará que el acabado sea mucho más limpio y perfecto. Hay quienes rellenan los labios con el lapiz delineador, pues esto hace que el labial se adhiera mucho más, haciéndolo aún más permanente y evitando que se transfiera a las superficies de ropa, vasos, copas y cubiertos.

Pinta tus labios con el labial de tu preferencia, igual que siempre. Puedes utilizar una brochita para más precisión o hacerlo directamente de la barra, e tu elección. Luego de este paso comienza la magia: toma un poquito de maizena/fécula de maíz o polvo sueltos traslúcidos con la brocha limpia para sombras que preparaste y aplica sobre el labial dando ligeros golpecitos, como cuando aplicas sombras en tus párpados. Repite hasta cubrir tus labios, quita el exceso con la misma brocha o con otra más grande. El resultado es inmediato, ¡no tienes que hacer nada más!

Probablemente el color del labial cambie un poco, puede hacerse más intenso o profundo por la ausencia de brillo. Este truco de labial mate con maizena es una maravilla, pues si lo combinas con el rellenado previo de tus labio con el lapiz delineador, podrás hacer un labial mate de larga duración casero. Experimenta este acabado con todos tus labiales, las posibilidades son infinitas.