Tips para tener brilloso tu cabello

Todas soñamos con una melena digna de un comercial de una estrella de cine: perfecta, sedosa, suave y sobre todo muy brillante. Lejos de lo que puedas pensar, no necesitas invertir una pequeña fortuna en productos especializados para lograr que tu cabello luzca resplandeciente, pues con unos pocos trucos podrás alcanzar la cabellera de tus sueños. Sigue estos tips para mantener brilloso tu cabello e impacta a todos los que te observen.

Limita el uso del champú:

No necesitas lavarte el cabello a diario, pues con ello sólo lograrás arrancar los aceites naturales de tu cuero cabelludo, que son los responsables de mantener las hebras de tu cabello brillantes y lisas. Lava tu cabello con champú dos a tres veces por semana. Si haces alguna actividad física que te haga sudar demasiado y ensucie tu cabello, utiliza champú seco o aplica acondicionador en las puntas y enjuaga con agua.

Enjuágate con agua fría:

Cuando termines de lavar tu cabello con agua tibia, abre el agua fría y enjuaga tu cabello. El shock de temperatura aplanará la cutícula del cabello y lo hará resplandecer.

No frotes el cabello mojado:

Tenemos la costumbre de quitar el exceso de agua del cabello frotando con una toalla. Esto sólo hace que las fibras se rompan y causa el temido frizz. Prefiere secar apretando el cabello con la toalla, o mejor aún, utiliza una camiseta vieja de algodón. Escurre el agua, envuelve el cabello y déjalo secar al natural.
Limita el uso del secador: la mayoría de las mujeres somos esclavas del secador y la plancha para obtener ese look impecable y un brillo excepcional. Sin embargo, el calor de estos aparatos daña la fibra capilar, reduciendo el brillo y degradando su textura. Trata de no usarlos muy a menudo y si lo haces, utiliza un serum protector.

Corta las puntas:

Las puntas del cabello suelen abrirse, creando las molestas horquillas. Si las dejas proliferar, éstas arruinarán la textura de tu cabellera. Recórtalas cada mes y obtén un cabello pulido y sano.

Elimina los residuos:

Casi todos los champús y acondicionadores contienen siliconas, que son un polímero que recubre la hebra de cabello, haciéndolo más suave y flexible. El problema es que las siliconas tienden a acumularse, haciendo que tu cabello luzca apagado, pesado, sin brillo ni vida. Si bien es cierto que existen champús limpiadores, puedes deshacerte de los residuos de forma natural. Cada mes puedes hacerte un enjuague clarificante con vinagre de sidra de manzana. La va tu cabello de forma acostumbrada, toma una taza de este producto y viértela sobre tu cabello. Masajea con suavidad las raíces y puntas, luego enjuaga con abundante agua fría. Te sorprenderán los resultados.

Usa fundas de satén para tu almohada:

Te parecerá algo supérfluo, pero el satén evita que el cabello se enrede cuando duermes, evia el frizz y hará que tu secado dure mucho más. Además son super cómodas.
Cuida tu alimentación: la clave para un cabello fuerte, sano y brillante radica en consumir la cantidad adecuada de vitaminas y minerales. Consume frutas y vegetales, puedes complementarlo con un multivitamínico. No olvides tomar mucha agua. Te mantendrá hidratada y tu cabello y piel te lo agradecerán.

Utiliza una mascarilla casera:

Mezcla dos huevos a temperatura ambiente con dos cucharadas de aceite de coco y dos cucharadas de aceite de oliva. Esparce la mascarilla sobre tu cabello, cúbrelo con un gorro de ducha y deja actuar durante 20 minutos. Luego lava como acostumbres.

Evita el frizz:

Aún después de secar y peinar tu cabello, puedes ser víctima del molesto frizz. Mantenlo a raya con dos trucos prácticos: cuando seques tu cabello, deja que cada sección se enfríe mientras lo peinas, antes de pasar secar otra. También puedes usar las toallitas suavizantes para la secadora, pasándolas suavemente sobre tu cabello. Las toallitas suavizantes poseen ceras y agentes antiestáticos y humectantes que eliminarán la estática y con ella el frizz.