Cómo mantener brillosos y limpios tus muebles

Limpiar los muebles no sólo brindará un aspecto mucho más ordenado y hermoso a tu hogar, sino que también aumentará su vida útil y ayudará a conservarlos en buen estado. Limpiar y pulir el mobiliario no tiene que ser una tarea extenuante y frecuente, sino que puedes hacerlo cada dos o tres meses. Aprende cómo mantener brillosos y limpios tus muebles con estos trucos.

Cömo limpiar muebles de tela

Los muebles tapizados tienen sus ventajas, pues ofrecen muchos colores, texturas y acabados para cualquier tipo de decoración, pero pueden ser difíciles de limpiar. En primer lugar, debes tener en cuenta el material. No es igual limpiar un mueble tapizado en microfibra que uno de dril.

Utiliza la aspiradora para eliminar el exceso de polvo, haciendo énfasis en las esquinas y recodos. Si ves que por el material acumula el polvo, cepíllalo un poco para retirarlo. Si se riega algo en el mueble, seca el exceso de líquido inmediatamente y trata la mancha según el tipo de tela. Hay limpiadores de alfombras y tapicerías en espuma que funcionan muy bien si se usan con celeridad. Si no dispones de uno, usa mezcla de agua y vinagre en un trapo. Humedece, frota y deja secar.

Cómo limpiar muebles de cuero

Elimina el polvo con un paño seco o con la aspiradora. Los muebles de cuero no necesitan ser limpiados con paños húmedos o cualquier otro líquido, a menos que se haya formado moho u hongos. En ese caso, limpia con una solución de alcohol y agua a partes iguales y seca muy bien.

Para mantener brillosos los muebles de cuero y evitar que se cuarteen puedes nutrirloscon una mezcla de vinagre y aceite de linaza a partes iguales. Evita exponerlos al sol y limpia de inmediato cualquier accidente con líquidos, así el cuero no lo absorberá y no permitirás que se manche.

Cómo limpiar muebles de madera

Para mantener brillosos y limpios tus muebles de madera necesitas saber cómo tratarlos según su acabado. Si hay algo que tienen en común es que el exceso de agua no les hace bien, así que evita mojarlos demasiado. Recuerda quitar siempre el polvo con un paño seco y trata de no usar siempre productos en spray (Pledge, Glade, Pride, entre otros), pues su uso contínuo puede desgastar el acabado de la madera.

Si tus muebles de madera están pintados o sin barnizar, evita limpiarlos con solventes fuertes. Un paño humedecido con una solución de agua y un poco de vinagre es suficiente. Con los muebles barnizados puedes usar esporádicamente en zonas manchadas un poco de trementina. En caso de que el mueble esté cubierto con una capa gruesa de barniz sintético, puedes limpiar con agua y vinagre y pulir con un trapo seco.

Una vez al año puedes pulir tu muebles con una mezcla de vinagre y aceite de oliva a partes iguales. Aplica una pequeña cantidad con un paño y pule hasta que queden bien brillosos. Para los muebles de madera que estén en el exterior, puedes utilizar aceite de teca. Este aceite creará una capa protectora y los dejará brillantes y como nuevos.