Evitando los malos olores en el hogar

Sin importar qué tan fanático de la limpieza seas, los malos olores pueden tomar por sorpresa algún rincón de tu hogar. Ya sea que acabes de mudarte y el lugar esté impregnado por un aroma bastante fuerte y desagradable, o que de un momento a otro por alguna contingencia tu casa adquiera una esencia particular y francamente agresiva contra tu nariz, puedes aplicar estos consejos para evitar los malos olores en tu hogar y convertirlo en un lugar placentero para todos tus sentidos.

Fotografía: Tiredness (license)

Fotografía: Tiredness (license)

Limpieza:

Parece obvio, pero es fundamental mantener la limpieza y el buen estado de cada uno de los rincones de tu hogar. No se trata sólo de pasar la escoba y trapeador por los suelos y pasillos, sino estar pendiente también de esos pequeños lugares que suelen pasar desapercibidos, como los contenedores de basura, la parte de atrás del sanitario, los drenajes, entre otros. No olvides bañar a tus mascotas, pues también peuden ser fuentes de malos olores.

Contenedores de basura:

Uno de los lugares que suelen ponerse apestosos en un santiamén son los contenedores de basura. Los restos de comida se descomponen con facilidad, sobre todo en climas cálidos, pero es posible evitar que huelan mal. Comienza lavando muy bien el contenedor con lejía o vinagre (¡no los mezcles!), deja secar muy bien. Coloca en el fondo unas hojas de periódicos, luego piel de limón o naranja y luego otra hoja de periódico. Sobre esto colocarás la bolsa plástica. Saca la basura con regularidad y si debes dejarla bajo el sol para que la recolecten , agrega un chorrito de cloro antes de cerrar la bolsa.

Refrigerador:

Saca todo lo que hay dentro del refrigerador para limpiarlo, desecha toda la comida expirada y limpia las botellas y contenedores. Enjuaga todas las superficies del refrigerador con una mezcla de agua y vinagre, seca y antes de poner todo dentro de vuelta, coloca un recipiente con bicarbonato de sodio en el fondo. Esto ayudará a prevenir el mal olor.

Microondas

Calentar comidas como mariscos y pescados pueden dejar tu microondas apestoso durante mucho tiempo. Para solucionarlo, coloca en un recipiente seguro para microondas agua y vinagre, o agua con trozos de limones y ponlo a funcionar durante cinco minutos. Deja el recipiente dentro unos 15 minutos, para que el vapor se encargue del olor; luego retíralo con cuidado y limpia las paredes del horno con un paño seco. Deja la puerta abierta para que se ventile.

Baño

Compartir el baño con hombres distraídos puede hacer que tu baño huela como uno de carretera, y a veces pareciera que el olor no se va, aunque limpies sin cesar. Para evitarlo, mezcla cloro y agua a partes iguales, riega la mezcla al pie del sanitario y déjalo actuar. Luego frota y limpia como acostumbres. Puedes hacer lo mismo con vinagre, pero ten mucho cuidado de mezclarlo con otros limpiadores.

Alfombras

No importa si tu mascota tuvo un accidente o si es por el uso contínuo, las alfombras son especialistas en retener malos olores. Para eliminarlos y prevenirlos, espolvorea suficiente bicarbonato de sodio en el lugar problema (o en toda la alfombra) déjalo actuar unos 15 minutos y aspira como lo haces normalmente.

Olor a humedad

Los closets, sótanos, baules y otros lugares recónditos tienen la tendencia a acumular ese olor rancio y húmedo. Lo primero que debes hacer es revisar que no haya ninguna fuga de agua o filtración que pueda afectar el espacio, luego debes sacar toda la ropa que esté almacenada y lavarla. Si hay moho visible, límpialo con una solución de agua y cloro. Deja que el espacio se ventile y, de ser posible, reciba los rayos del sol. Puedes adquirir un absorbente de humedad y colocarlo en el espacio, no olvides cambiarlo con regularidad.

No Responses