Tips para viajar de forma económica

Hay una hermosa palabra en inglés “wanderlust”, no tiene traducción exacta al español y que significa algo así como un deseo fuerte, una pasión por viajar. Creo que esa palabra describe perfectamente la forma en la que muchas personas se sienten, hay un deseo ineludible de recorrer el mundo y disfrutar de las experiencias que pueden brindar las diferentes culturas; el problema es que el presupuesto puede interponerse entre las ganas de viajar y la realidad. Sin embargo, es posible satisfacer tu deseo de conocer distintos lugares sin que tu bolsillo sufra por ello. Descubre cómo con estos tips para viajar de forma económica y saca el mayor provecho a tu dinero.

Traslados

Tipo de transporte: Lo primero que debes decidir es qué lugar quieres conocer y cómo debes trasladarte. Considera diferentes opciones: por mar, aire o por tierra y medita cuáles son las mejores opciones a nivel de presupuesto. Probablemente, viajar en autobús o tren sea mucho más económico que volar, aunque tarde más tiempo puede ser una experiencia maravillosa. Si el viaje es largo, podrías hacerlo durante la noche, dormirás mientras llegas a tu destino. Recuerda ser flexible: quizá tu sueño es conocer otro continente, pero no descartes viajes al interior de tu país que pueden ser igualmente satisfactorios y menos costosos.

Cruceros: si deseas un viaje por el Caribe u otros destinos tropicales puedes revisar el costo de los cruceros que por una tarifa bastante razonable puede brindarte traslados, alojamiento y hasta comidas mientras conoces varias playas y lugares. Los cruceros son una excelente opción para los viajes en familia.

Viaja fuera de temporada: En todos los casos, siempre resulta mucho más rentable viajar fuera de temporada, pues el precio de los boletos de avión y el alojamiento suele descender. Si tienes una fecha de partida flexible, mucho mejor. Compara precios directamente en las páginas de aerolíneas o empresas de transporte, pues los agentes de viaje suelen cobrar un pequeño recargo por sus servicios.

Compara precios: Si utilizas buscadores de ofertas de vuelos, prueba distintas combinaciones de fechas y rutas, para encontrar la que te resulte más conveniente. Revisa cada día, pues los precios varían a medida que se acerca la fecha del vuelo; pero no olvides limpiar las cookies del navegador antes de hacerlo para asegurarte de que muestren las variaciones de precios reales.

Millas de viajero: Revisa si en tu país hay tarjetas de créditos o comercios que otorguen beneficios extras como millas de viajero o descuentos en hoteles. Puede valer la pena estudiar la posibilidad de contratar algunos de estos servicios, pues pueden disminuir el costo de boletos y traslados.

Alojamiento

Hostales: estos lugares son ideales para los más aventureros, que sólo necesitan un lugar donde pasar la noche, no les importa compartir la habitación y baños con otras personas y disfrutan del contacto con personas de otras nacionalidades. En internet puedes conseguir varios buscadores de hostales como HostelWorld, pero la mejor forma de conseguirlos es siguiendo las recomendaciones de otros viajeros. Utiliza las redes sociales.

Intercambios: existen sitios webs muy populares, como CouchSurfing y LoveHomeSwap, que sirven de puente entre las personas que desean alojar invitados de otros países o intercambiar sus hogares durante las vacaciones. Esto es una excelente opción, pues puedes compartir con personas de la localidad que visitas, así como también recibir personas extranjeras en tu hogar.

Hoteles: prueba buscadores como Booking o Airbnb, te ofrecerán muchas opciones de alojamiento, desde económicos B&B (bed and breakfast), pasando por apartamentos hasta lujosos hoteles de cinco estrellas. Compara distintas fechas y locaciones, hasta que escojas la que se ajuste a tus necesidades.

Comidas, compras y otros

Prueba la comida local: De ser posible, come en pequeños cafés locales, incluso arriésgate un poco y disfruta de la comida callejera, en vez de hacer tus comidas en el hotel o en costosos restaurantes diseñados para turistas, que suelen ser una trampa para incautos. Los almuerzos suelen ser más económicos que las cenas, así que convierte ésta en la comida principal de tu día.

Mercados: si tu alojamiento dispone de cafetera, microondas o cocina, puedes comprar algunos víveres para preparar algunas comidas ligeras; esto te ahorrará muchísimo dinero. También puedes comprar allí snacks, botellas de agua y otras bebidas para que no consumas las del hotel, que suelen ser excesivamente costosas.

Souvenirs: no es necesario que llenes tu maleta con recuerditos y cachivaches, las fotos y tus memorias pueden ser los mejores souvenirs; pero si de verdad quieres comprar algo para tus amigos, busca tiendas de descuentos y mercaditos populares, donde podrás adquirir piezas locales a buenos precios.

Diversión: busca pases ilimitados, días de descuentos y días gratuitos en museos y parques antes de viajar. Planea además los lugares que desees visitar, incluso se recomienda alejarse de los lugares turísticos, que son caros y no suelen reflejar la verdadera cultura del país.. También puedes aprovechar descuentos especiales para personas de la tercera edad o estudiantes.